Consulta a TU FARMACÉUTICO.

¿Cómo puedo fomentar el bienestar digestivo?

Del campo a tu cuerpo, siempre con respeto por la Naturaleza.

El tubo digestivo se encuentra diseñado para poder soportar pequeñas transgresiones dietéticas, pero no siempre es capaz de mantener el equilibrio entre las secreciones por eso las molestias digestivas son uno de los problemas más frecuentes en nuestro cuerpo. De hecho, prácticamente todos hemos sufrido más de un episodio de estas características a lo largo de nuestra vida.

La función principal del estómago es la descomposición de los alimentos previamente masticados. La comida se almacena temporalmente en el estómago donde se mezcla con ácidos y enzimas, formando lo que se conoce como quimo que pasará poco a poco al intestino delgado para seguir con la digestión, absorción y eliminación de nutrientes.

Como bajar colesterol malo alto

Sin embargo, comidas copiosas o ricas en grasas, el consumo de alcohol, tabaco o cafeína, así como el estrés, el envejecimiento y otros hábitos poco saludables pueden alterar la pared del estómago y causar malestar abdominal e incluso náuseas y vómitos.

Asimismo, durante el periodo de embarazo los cambios hormonales pueden inducir la relajación del músculo de la entrada del estómago, por lo que durante el primer trimestre se pueden presentar molestias abdominales que pueden empeorar por la presión abdominal que genera el crecimiento del feto.

Por otro lado, viajar en cualquier medio de transporte también puede afectar a nuestro sistema digestivo, debido a un trastorno que incluye malestar, náuseas, vómitos y/o mareo, una sensación de falta de equilibrio debida al movimiento y cuya susceptibilidad individual es muy variable.

¿Quieres disfrutar de la comida sin preguntarte cómo te encontrarás después? Sigue leyendo y encontrarás algunas recomendaciones.

Consejos clave para fomentar el bienestar digestivo:


  • Sigue una dieta equilibrada y variada:
    • evita irritantes de la mucosa gástrica como son el alcohol, la cafeína o las sustancias picantes, que pueden alterar el equilibrio gástrico.
    • reduce la cantidad de grasas de origen animal que incluyes en tu dieta y que pueden suponer una sobrecarga de trabajo en el estómago como, por ejemplo, bollería industrial, embutidos grasos o alimentos precocinados.
    • bebe entre 1,5 y 2 litros de agua al día, pero recuerda hacerlo fuera de las comidas.
    • come pequeñas cantidades de comida distribuidas en varias tomas a lo largo del día, evitando las comidas copiosas. Comer demasiado implica llenar mucho el estómago, lo que retarda su vaciamiento.
  • Ponte en forma:
    • evita el sedentarismo para prevenir la ganancia de peso corporal, lo que conllevaría un aumento de la presión intra-abdominal y la aparición de molestias digestivas.
    • realiza un ejercicio de intensidad moderada y de forma regular, favoreciendo la movilidad del producto de la digestión y ayudando a su eliminación.
    • practica ejercicio de tipo aeróbico, como caminar, nadar o ir en bicicleta. Es el ejercicio ideal para mejorar la digestión y ayudar a liberarnos del estrés.
    • organiza tus horarios de actividad física y espera un mínimo de dos horas tras haber comido.
  • Cuídate a diario:
    • deja de fumar, ya que el tabaco altera el equilibrio gástrico y debilita el esfínter que cierra la entrada al estómago.
    • trabaja en tu bienestar emocional. Cada vez son más los problemas digestivos originados por cuadros de ansiedad o estrés ya que aumenta la secreción ácida de nuestro estómago y reduce la barrera moco defensiva de la mucosa gástrica.
    • come sin prisa, disfruta de los sabores y masticando con calma cada bocado para una adecuada insalivación. Favorecerás una mejor digestión.
    • tras cenar, espera un par de horas antes de acostarte. Así ayudarás a evitar la subida de jugos gástricos al esófago y, si quieres favorecer el vaciado gástrico, descansa sobre el lado izquierdo.
    • evita vestir prendas ajustadas a la cintura que puedan oprimir el abdomen.
  • Incluye nutrientes beneficiosos:
    • Cúrcuma, con propiedades beneficiosas sobre el aparato digestivo, facilita la digestión al promover la producción de jugos digestivos.
    • Jengibre, favorece el proceso de digestión y una función intestinal normal, aportando bienestar digestivo.

Phytocid®: contribuye al bienestar digestivo, evita el mareo, nauseas y vómitos en los viajes.


Comprar Phytocid

Phytocid®
15 ud.


Detalles Comprar
Comprar Phytocid

Phytocid®
30 ud.


Detalles Comprar
Phytocid®. Código Nacional:
CN 196682.7 (15 cápsulas) y 194461.0 (30 cápsulas)